Una y mil veces: ¡Muchas gracias santo Padre!