El “nuevo rostro” de la entrada a la parroquia.