Consternados, pero no atemorizados.